La Policía de Milwaukee electrocuta a un NBAEl jugador denuncia un episodio racista no aislado

Varias unidades policiales reducen violentamente a Sterling Brown, escolta de los Bucks porque había aparcado mal y por lo tanto pensaron que “ocultaba algo”.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Un policía circulaba de noche por un aparcamiento de Milwaukee. Allí se encontró un coche mal aparcado que ocupaba dos plazas, una de discapacitados. Así que se dirigió a sancionar la infracción. Junto al vehículo estaba su dueño. Hasta ahí, todo bien. Pero el dueño del coche era negro, su actitud era chulesca y, por lo tanto, “trataba de esconder algo”, dedujo el agente. A partir de ahí, todo se complicó.

El agente llevaba una cámara que grabó toda la secuencia. En la media hora que dura, se aprecia cómo se va poniendo más y más nervioso. Le pide al conductor que se identifique. Este lo hace: “Sterling. Sterling Brown”. Pero parece no escucharle o no querer hacerlo, y prosigue reclamándole su nombre y que se aleje, como si tratase de agredirle. Es entonces cuando decide pedir refuerzos para ayudarle a poner una multa de tráfico.

A la escena llegan hasta cinco coches de policía. Tras una breve conversación lo tiran al suelo, lo inmovilizan entre varios y le aplican descargas eléctricas con una pistola táser.

Es después de la agresión cuando los agentes identifican al infractor. Se trata de un jugador de baloncesto. Es el alero de los Milwaukee Bucks, de la NBA. Conocer ese dato lo cambia todo porque no se trata de un don nadie, y por lo tanto este hecho aislado tendrá repercusión.

Cuando Brown se recupera, mantienen una conversación con él. No se presentarán cargos en su contra, ni siquiera por la infracción de tráfico, pero tampoco le pedirán disculpas.

Poco tiempo pasó hasta que los medios de comunicación preguntaron por lo sucedido. La presión fue tal que el jefe de policía ordenó una investigación y prometió que mostraría las imágenes. Y así fue. 4 meses más tarde las imágenes se hicieron públicas y las fuerzas del orden convocaron otra rueda de prensa. Esta vez, para pedir disculpas y anunciar sanciones contra los agentes implicados en la violenta detención.

El jugador ha mantenido silencio hasta ahora. En sus redes sociales emite un comunicado en el que cuenta lo sucedido. Habla de intimidación, abuso de poder y de racismo. Un comunicado que ha hecho suyo su equipo y que ha sido difundido a través de la web oficial de la NBA.

Publicación

30 de mayo, 2018

Créditos

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría