Cruzados contra el CalifatoDescubre la base militar cristiana que combate a Daesh en Irak

Sin Filtros comparte una jornada con soldados occidentales que se han sumado a las milicias kurdas

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

La cruzada que asola Irak es una guerra de fe. Daesh persigue, tortura y asesina a todos aquellos que no profesan su visión medieval del Islam. Los cristianos son su objetivo predilecto.

En 2004, 800.000 cristianos vivían en el país del Tigris y el Eúfrates. Hoy, la mayoría han muerto, han huido a Europa o perdido sus hogares.

Un equipo de Sin Filtros se desplaza hasta Telskuf, reducto de mayoría cristiana en el norte iraquí, para conocer la base militar cristiana de Dwekh Nawsha, donde soldados de fortuna occidentales se unen a los peshmergas, las milicias kurdas y última línea de defensa ante el califato yihadista a las puertas de Turquía. Compartimos mesa y mantel con ellos y visitamos una de las pocas iglesias cristianas que siguen en pie en Irak.

“Los árabes son fanáticos, no quieren trabajar, sólo quieren guerrear. El problema no es el Islam, son los árabes”, arremete con acritud un soldado español que combate codo a codo con los peshemerga.

Allí conocemos a Simón y Juan Astaray, dos combatienes internacionales -de acuerdo con su propia definición- de nacionalidad española que han decidido plantar cara sobre el terreno a los terroristas. Ambos reprochan la falta de adiestramiento militar y profesionalidad de los milicianos kurdos. “Se hacen selfies con flash por la noche”, asegura uno, “se les escapan los disparos por estar apretando el gatillo”, afirma otro.

También hablamos con soldados estadounidenses que viven en Dwekh Nawsha. Chance relata ante las cámaras de Sin Filtros cómo “siente en el alma” el tener que acabar con una vida humana, aunque, según sus propias palabras, lo haga “por una buena razón”. “He venido aquí a matar a Daesh”, concluye categórico.

Matt, estadounidense de origen iraquí, asegura que “sintió una llamada” para partir a Irak a combatir a Daesh. Es la primera vez que este ciudadano norteamericano abandonaba Estados Unidos.

Todos ellos están dispuestos al sacrificio.

No en vano, Dwekh Nawsha significa “sacrificio” en árabe.

Descubre los reportajes de Sin Filtros sobre el campo de batalla iraquí:  “48 horas contra Daesh“, “La última trinchera” e “Irak, tierra quemada“.

 

 

Publicación

13 de julio, 2016

Créditos

  • Reportero Lluis Miquel Hurtado
  • ImagenRicardo García Vilanova
  • MontajeAndrés Casamayor
  • Producción Laura Falcón
  • MúsicaExtreme Music / José Villar

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría