No sólo Daesh persigue a los homosexualesHuyeron de la homofobia en Honduras y Ruanda

En todo el planeta, sólo 22 países reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

La matanza perpetrada por un lobo solitario que juró lealtad al Estado Islámico en una discoteca de Orlando, EEUU, ha devuelto a la comunidad gay a la diana del yihadismo.

En los bastiones sirios e iraquíes del autoproclamado Califato yihadista como Raqqa o Mosul, las ejecuciones de homosexuales son tristemente habituales. Los integristas han arrojado a homosexuales al vacío desde azoteas para aterrorizar a una población que vive oprimida bajo su tiránica y radical interpretación de la Sharia o ley islámica.

Sin embargo, la persecución de homosexuales en todo el mundo es muy anterior a la irrupción de Daesh en nuestras vidas. No en vano, los países de la Organización de la Cooperación Islámica (OIC) abandonaron la sesión del Consejo de Derechos humanos de la ONU en protesta por la celebración de una sesión especial sobre los derechos de la comunidad gay. Sucedió un 7 de marzo de 2012.

En todo el planeta sólo 22 países reconocer y permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. Al otro lado, en más de 70 estados la homosexualidad supone penas de cárcel

Asimismo, aunque en numerosos estados la ley no contempla castigos penales para la homosexualidad, la presión social contra gays, lesbianas y transexuales es ingente. Las amenazas, las agresiones, detenciones e incluso los asesinatos hacen la vida imposible a cualquier gay que vive en sociedades mediatizadas y presionadas por regímenes abiertamente homófobos.

Crímenes que permanecen impunes ante el silencio cómplice de las autoridades y que se multiplican no sólo en estados teocráticos islámicos o regímenes musulmanes.

La mayor parte de vulneraciones de derechos humanos en América Latina se relacionan con la violencia homofóbica y la brutalidad policial. Es el caso del hondureño Marco Aurelio, que tuvo que abandonar su país para salvar su vida tras haber visto cómo descuartizaban o quemaban vivos a varios de sus amigos homosexuales. Marco Aurelio, además, sufrió la violencia policial en primera persona por su propia condición sexual.

Otro continente donde se persigue mayoritariamente a los homosexuales es África, donde la mayoría de los países criminalizan las prácticas sexuales entre personas del mismo sexo. Nuestro protagonista Emile, nacido en Ruanda, ha sufrido represión y discriminación en nada menos que  20 países africanos distintos.

Llegó a España gracias a una beca en 2012. Ahora ha conseguido reconstruir su vida. Su nueva pareja, española, le ha devuelto la sonrisa.

Dos testimonios, el de Marco Aurelio y el de Emile, que demuestran cómo la homofobia constituye una lacra anterior al advenimiento del yihadismo más atroz.

Descubre la lucha LGTB en Sinfiltros.

Publicación

14 de junio, 2016

Créditos

  • ReporterosÍñigo Chanca y Noelia Cañas
  • Imagen Ferrán Quevedo y Miguel Martín
  • Montaje Mar Quintana
  • Producción Laura Martínez y Esther Vivas
  • Música Extreme Music / José Villar
  • AgradecimientosLa Merced Migraciones

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

  • siguiente1/5

    En paises como Mauritania, Irán o Arabia Saudí la homosexualidad se pena con la muerte

  • siguiente2/5

    Huyen de sus paises por su condición sexual

  • siguiente3/5

    La lucha forma parte de la resistencia

  • siguiente4/5

    La reivindicación de la homosexualidad

  • siguiente5/5

    Soy un musulman gay y estoy orgulloso

Este vídeo está rodado en HondurasRuanda

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría