Lucha AnimalHasta que la última jaula quede vacía.

El activismo animalista puja con fuerza sin dar un paso atrás. Cada día hay más personas que se unen a este movimiento.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Para la RAE el significado usual de la palabra “animalista” está vetado. Para sinfiltros.com, no.

Animalista es la persona que lucha a favor de los derechos de los animales. Una palabra que inevitablemente va unida a una batalla: el movimiento por la liberación animal. Activistas de todo el planeta alzan la voz en nombre de los animales: ellos están indefensos y necesitan que alguien los salve. Los animalistas están en todas partes, se mueven entre las sombras y también a plena luz del día. Están organizados y también actúan por libre. Son un movimiento en auge que en los últimos años se ha multiplicado.

¿Qué significa este movimiento? ¿Quiénes son las personas que persiguen el fin del maltrato animal?. En este reportaje tratamos de responder éstas y otras incógnitas a través del testimonio de aquellos que alzan la voz contra la explotación animal. Muchas de las duras imágenes que verán fueron grabadas por los propios activistas, muchas veces poniendo en peligro su integridad física, en lo que constituye un reflejo de su compromiso con esta lucha.

Cada año el movimiento crece exponencialmente, al tiempo que su mensaje resulta más respetado, pero no siempre ha sido así. Antes fueron ridiculizados y sus denuncia tomadas a broma. Hoy están a punto de entrar al parlamento español. Su mensaje cala con fuerza en el plano político a través de partidos como PACMA, que obtuvo más de un millón de votos en 2016. Un número significativo que explica la existencia y el triunfo de proyectos como Capital Animal. Una iniciativa fundada, entre otras personas, por Concha López, periodista vegana y activista animalista, que afirma que “todas las formas de lucha son necesarias y se complementan unas a otras”. Aunque sin duda, una de las formas más efectivas de remover conciencias es a través de la educación. Ese es el entorno donde se mueve el colectivo Ochodoscuatro, la primera editorial de libros enfocada contra la explotación animal. La única recompensa que reciben por la venta de sus libros es la gratitud de los animales.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en solamente un año se matan más de 150 mil millones de animales para consumo humano. Una cifra que promueve día tras día el crecimiento de asociaciones en contra del maltrato animal.

Una de las organizaciones que más fuerza tiene en el panorama animalista es Igualdad Animal. Nacida en España hace diez años, ha conseguido extenderse a ocho países, logrando incluso cambios estructurales en el mercado que favorecen el interés animal. Sus investigadores se “arman” con cámaras para sacar a la luz la realidad que viven los animales. Otras organizaciones como Gladiadores por la paz, salen a la calle para explicar esa misma realidad de una forma directa. Si es necesario, se saltan las leyes para que su mensaje llegue a un mayor número de personas.

Son muchos los impedimentos con los que se encuentran los activistas. Óscar del Castillo, fundador de ‘Gladiadores por la paz’, afirma que “el sistema está diseñado para que acabes quedando fuera, si luchas intentando cambiar las cosas “. Las multas no les han parado, las agresiones y las leyes, tampoco. Ellos se proclaman veganos y antiespecistas, una palabra todavía nueva para el diccionario que se abre hueco en el vocabulario de lucha animalista. Para los activistas ser vegano no es una moda, es tomar conciencia de formar parte de un innegable movimiento político con un objetivo claro: la abolición de cualquier forma de explotación, animal y humana.

Hay una facción del movimiento que busca concienciar y ensanchar las jaulas de los animales. Otra parte más radical los libera. Dicen que los animales necesitan ayuda en este instante y no van a esperar a que la sociedad se conciencie para liberarlos. Estas personas luchan tras el pasamontañas y forman parte del Frente de Liberación Animal, también conocido como ‘FLA’. Con identidades anónimas saltan muros y derriban puertas para terminar con la explotación animal.

Para muchos son ecoterroristas, para otros sencillamente libertadores de esclavos.

Publicación

24 de febrero, 2017

Créditos

  • ReporteraMarlenne García
  • ImagenÍñigo Aramburu, Miguel Martín
  • MontajeMaría Merino
  • GrafismoArturo Fernández
  • ProducciónJessica Cabrera
  • DocumentaciónCristina Quintana

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

  • siguiente1/9

    Una activista de Igualdad Animal durante la manifestación del Día Internacional de los Derechos de los Animales.

  • siguiente2/9

    Dos miembros de Gladiadores por la paz encadenados a una tienda de pieles.

  • siguiente3/9

    Las calles son el escenario habitual donde se mueve el movimiento antiespecista.

  • siguiente4/9

    "Los verdes somos los nuevos rojos" es uno de los libros de la editorial Ochodoscuatro.

  • siguiente5/9

    Esta obra forma parte de la exposición interactiva de Capital Animal.

  • siguiente6/9

    Se manchan la piel de "sangre" para crear conciencia en contra del maltrato animal.

  • siguiente7/9

    Especismo es discriminación por razón de especie, un término muy utilizado en el vocabulario animalista.

  • siguiente8/9
  • siguiente9/9

Escenas

Este vídeo está rodado en España

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría