No es ‘Kobe’, es un fraudeEl engaño sobre la carne más cara del mundo

¿Qué estamos comiendo en realidad cuando compramos en un restaurante la carne más cara del mundo? La mayoría de las veces es un engaño

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Mucha gente se cree que Kobe es un animal o un tipo de carne. Pero en realidad es una región de Japón. Allí se produce un ganado bovino con unas características especiales que recibe su propia denominación de origen. Una carne de vacuno que recibe el calificativo de “la carne más cara del mundo”.

La confusión surge del etiquetado en las cartas de muchos restaurantes. En ellas podemos leer “carne de Kobe” o “hamburguesa de Kobe”, “la mejor carne del mundo”. Todo seguido de un precio increíblemente económico si realmente estamos ante este producto.

El precio real de mercado de la ternera de Kobe ronda entre los 300 y los 600 euros por kilo. A veces llega a los 1.000. Por lo que cuando veamos un producto ya cocinado por solo 10 o 20 euros, mejor desconfiemos. Será otra cosa, pero no carne con denominación de origen Kobe.

Los ganaderos japoneses crían el ‘Wagyu’, que literalmente significa “ternera japonesa”. Un tipo de vaca que por sus características y también por el entorno, alimentación y cuidados que reciben, tiene una carne muy peculiar. Una peculiaridad es su aroma y su aspecto con vetas de grasa que recorren el músculo. El aspecto de este dibujo se asemeja al de una lámina de mármol, de ahí que se conozca como marmoleado. Cuanto mayor sea el marmoleado y la presencia de grasa no saturada, mejor será la calidad. Solo 6 de cada 10.000 wagyu cumplen los requisitos para recibir la denominación de origen Kobe.

Estas vacas no se exportan fuera de Japón, por lo que otros países han intentado replicarla por el método de cruces de especies. Generalmente se cruza su adn con el de vacas angus, más propensas a engordar. Por acuerdos comerciales, se ha permitido que a estos cruces se les siga llamando wagyu a pesar de que no se críen en Japón. Y aunque tengan una buena calidad, no se han criado en las mismas condiciones de entorno y alimentación y, por tanto, el sabor y la calidad de las carnes no son comparables con los auténticos wagyu japoneses y, ni mucho menos, con los auténticos ‘Kobe’.

Aquí es donde viene la confusión o el engaño. A veces por desconocimiento y otras con intencionalidad comercial, es frecuente encontrar platos elaborados con carne de wagyu pero que se venden como ‘Kobe’. Algo similar al caso de los locales que sirven vaca por buey, como ya investigó Sin Filtros. Lo que para muchos es una inocente estrategia comercial en realidad es un fraude al consumidor tipificado en el Real Decreto 1945/83. Este fraude acarrea multas de entre 600 euros y 15.000 euros.

La forma más fácil de salir de dudas es exigir la certificación oficial. Si realmente es wagyu de Kobe, tendrá un sello y un documento que lo certifique. El gobierno japonés lleva un control exhaustivo para proteger la calidad del producto, por lo que es fácilmente demostrable. El símil más parecido en España sería el del jamón ibérico de bellota. O ir a un concesionario a comprar un Ferrari y que lo que nos vendiesen es un coche de juguete rojo. Ambos son coches del mismo color, pero no es lo mismo.

 

 

Publicación

16 de marzo, 2018

Créditos

  • ReporteroDavid Castro
  • DocumentaciónCristina Quintana
  • ImagenÍñigo Aramburu y Javier Uriarte
  • MontajeAndrés Casamayor y Sergio Gª Forneiro
  • ProducciónLaura Martínez y María José Vallano
  • GrafismoCarolina Monteverde

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Escenas

Este vídeo está rodado en Japón

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría