Las historias de Sinfiltros más impactantes de 2017Un viaje por las voces que han marcado el año

Desde la venganza perpetrada por una hacktivista, al recuerdo de un secuestro;, hacemos un repaso por las historias que han dejado huella en 2017

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Contar historias en vídeo no es una tarea fácil. Menos aun si esas historias hablan de guerras, secretos, venganzas o de todo aquello que más nos duele recordar. Que tú puedas sentarte delante de una pantalla a descubrir el mundo más allá de lo que ya conoces, es algo que solo puede suceder gracias a que otra persona está dispuesta a contarlo delante de una cámara a un montón de desconocidos. Siendo, a veces, la primera vez que se atreven a hablar de ello en voz alta.

Esa generosidad es de la que viven todos los medios de comunicación y, en especial, el nuestro. Por eso no podíamos acabar el año sin hacer un recorrido por las voces que más nos han inspirado y emocionado este 2017.

Empezamos con una activista del FLA (Frente de Liberación Animal), que, bajo el más estricto anonimato, centra todas sus fuerzas en la Lucha Animal. Una guerra que no todo el mundo entiende, pero de la que dependen aquellos que no pueden pedir ayuda por sí mismos: los seres vivos que alimentan y visten a gran parte del planeta.

La valía de nuestras historias necesita del valor de personas que se atrevan a contarlas.

De anonimato también vive el conocido periodista Antonio Salas, quien nos habló en El Infiltrado de todo lo que supone dedicar una vida a destapar las mentiras de otros. Trabajo en el que conviven a la par el valor y el miedo y que, en su caso, supone ocultar su verdadera identidad a sus seres más queridos. Esa misma identidad fue la que le valió a Kataluna Enríquez el premio de Miss Trans USA y, sin embargo, también le costó una vida luchando para que los demás aceptaran quien ella siempre supo que era.

Cristina también lucha, pero no lo hace sola. Junto a ella, miles de mujeres llamadas las Mujeres Nomo pelean por el derecho a decidir sobre su cuerpo y su vida. Una vida que no quieren dedicar a la maternidad y que la sociedad no termina de aceptar. A esa sociedad Hayar el Hniti le pide otro tipo de aceptación, la que implica no asumirla como extranjera por el mero hecho de ser musulmana. Una islamofobia que se empeña en apartarla, cuando todo lo que ella desea es pasar desapercibida.

Un deseo que compartió Mar el día que su homosexualidad salió a la luz delante de sus compañeros de clase. Desde entonces preguntarse ¿por qué soy gay? fue la tónica de sus días, hasta que decidió abandonar la oscuridad de su armario y exigirle al mundo el respeto que siempre mereció.

De vivir en la oscuridad sabe mucho el periodista Antonio Pampliega. En ella pasó los meses que permaneció secuestrado por el grupo terrorista Al-Nusra en Siria. Allí pudo tocar fondo, pero también tomar impulso. Tanto, que ahora puede recordar aquellos días con la serenidad de quien ha perdonado y se ha perdonado. Un perdón que no conoce Antimal, hacktivista de Anonymous Antipedoflila, quien utiliza su horrible pasado para alimentar la venganza que lleva a cabo desde hace 10 años contra los pederastas que, como a ella un tiempo atrás, abusan de millones de niños.

De odio también habla Abdul, el niño kurdo que fue secuestrado por el Estado Islámico cuando iba camino del colegio y que todavía hoy lucha por recuperar la infancia que le arrebataron. Esa misma infancia que Eugenia vivió entre las vallas electrificadas del mayor campo de concentración que el mundo recuerda. En ‘Sobrevivir a Auschwitz’ relata el horror de la guerra con la voz de quien nunca será capaz de perdonar.

A todos ellos les agradecemos el tiempo y el valor de contarnos sus historias. Sin embargo, no son los únicos. Tómate el tiempo de conocer muchas más en Sinfiltros.com, merecerá la pena.

¡Feliz Año Nuevo!

 

 

 

 

 

 

 

Publicación

1 de enero, 2018

Créditos

  • RedactoraBelén F. Escribano

Categorías

Etiquetas

, ,

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría