Bienvenidos a HackervilleLa capital mundial del cibercrimen

Los jóvenes rumanos, expertos en informática, encuentran en el cibercrimen su modo de subsistencia

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

En la zona más pobre y agreste de Rumanía, donde los agricultores manejan carros en lugar de tractores, encontramos una ciudad de contrastes: Râmnicu Vâlcea, “Hackerville”.

Jóvenes conducen coches de alta gama en calles atestadas de grandes centros comerciales, oficinas bancarias e innumerables cajeros . El elevado tren de vida de “Hackerville” destaca sobremanera en un paisaje harto deprimido y con la propia humilde ciudad de Râmnicu Vâlcea de hace una década . Entonces, su única fuente de trabajo e ingresos era una fábrica. Hoy ya no existe.

“Ser cibercriminal era como una droga. En el fondo de tu corazón deseas que la policía te pille porque es la única forma de salir de esto”, confiesa ante las cámaras del equipo de Sin Filtros un antiguo hacker rumano

Actualmente el dinero fluye a duras penas a partir de pequeños negocios y de las remesas que envían los familiares que emigran a España, Francia o Alemania. Pero no todo son penurias. El cibercrimen se ha adueñado de la localidad hasta rebautizar su propio nombre. Es la ciberdelincuencia la que se alza en “Hackerville” como solución a todo problema laboral en una juventud tecnificada. Crimen y dinero fácil.

Visitamos un colegio de Hackerville donde descubrimos que los chavales rumanos estudian hasta siete horas de Informática semanales.

Black Hat Hackers, scammers, y ciberdelincuentes de toda clase venden online casas, coches e incluso la escuela o el ayuntamiento de los pueblos vecinos.

Incautos ciudadanos europeos, australianos y americanos se hacen con estas propiedades, pero cuando envían el dinero a una cuenta, que normalmente pertenece al país desde el que compran, no vuelven a saber nada de sus adquisiciones. Es como si la venta no hubiese existido. Después, las mulas se encargan de recoger el dinero y enviarlo de forma anónima a través de Western Union, cuyas oficinas jalonan “Hackerville”. Desde 2003, los delitos cibernéticos han crecido un 80%; asegura por su parte Marc Varri, el jefe de la oficina del FBI en España. El Federal Bureau of Investigation estadounidense nos advierte sobre lo arriesgado que es adentrarse en el mundo del cibercrimen.

Son peligrosos, odian a los periodistas y acceder a ellos es prácticamente imposible. Trabajan desde casa, ocultos tras la pantalla de un ordenador, amparados por el anonimato y la clandestinidad de la red. La Policía sufre para encontrarlos. Cuando lo hace, la Ley no se apiada de ellos. Localizamos a un pirata informático convicto que ha pasado tres años entre rejas acusado de scamming. Nos concede una entrevista. “En lo más profundo de tu corazón deseas que la Policía te detenga. Es la única forma de parar”, confiesa el hacker.

Bienvenidos a la capital mundial del cibercrimen.

Publicación

8 de agosto, 2016

Créditos

  • RedactoraSara M. Arauzo
  • ImagenAntonio Márquez
  • MontajeMaría Merino
  • ProducciónEsther Vivas
  • MúsicaExtreme Music / José Villar

Categorías

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Este vídeo está rodado en Rumanía

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría