Atrapado en la terminalUn periodista somalí lleva 16 meses recluido en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú

Amenazado de muerte por el yihadismo tras negarse a editar vídeos de sus crueles ejecuciones

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Tener talento a veces ocasiona funestas consecuencias. Los yihadistas somalíes querían que Mohamed editara los vídeos se sus ejecuciones. Se negó y tuvo que abandonar su propio país.

No muestra su rostro ni quiere que se le reconozca la voz. Teme por su vida y la de su familia. Ni siquiera su nombre es real. Es la historia de Mohamed, un periodista de Somalia.

Desafió al yihadismo que desangra a su país al negarse a aceptar una macabra oferta de trabajo: editar los vídeos de las siniestras ejecuciones de Al-Shabab. Casado y con cinco hijos, Mohamed nunca se dedicó al periodismo de investigación, ni estaba trabajando en ningún asunto relacionado con el yihadismo. Sin embargo, su perfil profesional interesó a este grupo terrorista en la medida en Mohamed era capaz de hacer el trabajo de cuatro personas. Su negativa desencadenó una persecución a vida o muerte que le ha forzado al exilio. El 18 de diciembre de 2014 fue la última ocasión en la que pudo ver a sus familia; tan es así que ni siquiera vio nacer a su último hijo.

“Tenía algo que ellos quería, podía grabar, producir, editar y presentar los vídeos de sus ejecuciones yihadistas”

Fue entonces cuando decidió escapar del país. Embarcó rumbo a Yemen y allí compró un billete al primer destino disponible: Ecuador. Quito le denegó el asilo y le derivó a Colombia. Desde allí aterrizó en Cuba, y por último en Moscú, donde la terminal del aeropuerto se ha convertido en su hogar.

Desde hace 16 meses, este periodista está atrapado en la sala de espera del aeropuerto internacional de Moscú. Sus padres, mayores y enfermos, desconocen su paradero. No ha vuelto a ver la luz del sol ni a respirar aire fresco. Se ducha cuando se lo permiten en el aeropuerto y come la comida que caritativamente allí le ofrecen.

Tanto Yemen, Ecuador, Colombia, Cuba y Rusia han negado su solicitud de asilo.

Si hubiera permanecido en Somalia, probablemente Mohamed ya hubiera muerto. Al-Shabab asesinó a su hermano por su parecido físico y una tarde al salir de la oficina en coche junto a otros dos compañeros de trabajo, Mohamed abandonó un momento el vehículo porque necesitaba comprar pasta de dientes en un supermercado.

Reporteros Sin Fronteras y ACNUR están intentado que Mohamed consiga el estatus de refugiado para salir de Moscú. Y comenzar de nuevo.

El periodismo puede resultar un trabajo mortal. Compruébalo en nuestra serie especial “Libertad de expresión” en Sin Filtros.

Incluye “La última entrevista al fotógrafo mexicano Rubén Espinosa” e “Infiltrado en la favela, torturado por la Policia

Publicación

26 de julio, 2016

Créditos

  • Reportera e imagen Diana Marugán
  • MontajeMar Quintana
  • Producción Itsaso Gallego

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Este vídeo está rodado en RusiaSomalia

* Haz click sobre los puntos destacados del mapa para ver más vídeos por sus localizaciones.

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría