La última entrevista al fotógrafo mexicano Rubén EspinosaEl fotoperiodista nos habló en DF días antes de ser asesinado

Éste es nuestro homenaje a otro periodista ejecutado

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • mename
  • Linkedin
  • mail
  • WhatsApp

Valora esta noticia

Información

Hace un año un equipo de Cuerdos de Atar se trasladó a México para realizar un reportaje sobre la libertad de expresión en el país latinoamericano. Entre los periodistas que se atrevieron a hablar ante nuestras cámaras, estaba el fotógrafo Rubén Espinosa. 17 días después de nuestro encuentro,  hallaron su cadáver con un disparo en la cabeza en un apartamento de la Colonia Narvarte.

De un tiempo a esta parte, ejercer el periodismo en México se ha convertido en una profesión de alto riesgo. Desde el año 2000 hasta enero de 2016, al menos 109 periodistas mexicanos han sido asesinados y otros 20 permanecen desaparecidos.

El fotoperiodista Rubén Espinosa huyó de Veracruz tras recibir varias amenazas de muerte. Nos citó un 14 de julio de 2015. Fue su última entrevista para un medio internacional.

“Ser periodista es la muerte en México. Existe una manera de sobrevivir como reportero aquí; aceptando sobornos y permitiendo que compren tu conciencia”

Apenas 17 días después, el 31 de julio de 2015, la Policía federal hallaba en un apartamento de la capital mexicana el cuerpo sin vida de Espinosa, junto a los cadáveres de cuatro mujeres. Todos habían recibido un tiro de gracia en la cabeza. El crimen aún está sin resolver.

Su asesinato, el primero de un periodista en Distrito Federal, considerado hasta entonces un refugio seguro para todo periodista mexicano amenazado, conmocionó al país y supuso un punto de inflexión, la noticia dio la vuelta al mundo. Después del asesinato de Rubén, periodistas y ciudadanos se lanzaron a la calle unidos para reclamar justicia.

Días antes, Espinosa relataba ante nuestras cámaras cómo había huido de Veracruz después de ser hostigado en las calles tras cubrir casos de abusos policiales y represión a estudiantes.

“Nunca investigué el crimen organizado, mis reportajes fotográficos son de contenido social y político”, explicaba. “Las únicas noticias que salen en Veracruz es que el gobernador ha inaugurado una calle”, se lamentaba entonces. Espinosa nunca se plegó a la corrupción que impera en los cuerpos de seguridad e instituciones mexicanas.

Quiso ser un periodista independiente. Quiso buscar la noticia. No permitió sobornos ni que compraran su conciencia. Y lo pagó con su vida.

El periodismo puede resultar un trabajo mortal. Compruébalo en nuestra serie especial “Libertad de expresión” en Sin Filtros.

Incluye “Atrapado en la terminal” e “Infiltrado en la favela, torturado por la Policia

Publicación

25 de julio, 2016

Créditos

  • ReporteraNoemí Redondo
  • Imagen Jaime García
  • MontajeJulián Sánchez y Mar Quintana
  • Producción Itsaso Gallego

Comentarios

Aporta, opina, participa en la conversación, apoya, condena, di lo que tengas que decir, lo que piensas, lo que sientes. Pero hazlo con educación y respeto. Gracias.

Galería

Escenas

Otros Vídeos que te pueden interesar

Relacionados

En esta misma categoría