El origen de los alimentos y su importancia en las etiquetas

¿Es posible nutrirse de manera más saludable y consciente? Con la gran cantidad de productos industrializados que ofrece el mercado actual, se ha vuelto más difícil conocer el verdadero origen de los alimentos que se consumen.

Debido a esta preocupación, la Comisión Europea ha puesto en marcha la iniciativa Pacto Verde Europeo que tiene como objetivo lograr la neutralidad climática para el año 2050. Su finalidad es conseguir un sistema alimentario más justo y respetuoso con el medioambiente y el consumidor.

Dicha iniciativa incluye estrategias como “From farm to fork” (F2F), que se traduce como “De la granja a la mesa”. A continuación, se explica en profundidad en qué consiste.

¿Qué es la estrategia “De la granja a la mesa”?

Esta propuesta data de mayo de 2020. Fue creada para garantizar la seguridad de los alimentos producidos y, así, reducir el impacto ambiental causado por el sistema agroalimentario. Esencialmente, los gases de efecto invernadero y la contaminación de las aguas.

Otras de sus intenciones más destacables son las siguientes:

  1. Asegurar que haya alimentos suficientes y nutritivos sin que se superen los límites del planeta para originarlos.
  2. Reducir el uso de plaguicidas, fertilizantes y químicos dañinos al 50 %.
  3. Aumentar el uso de la tierra en la agricultura ecológica.
  4. Promocionar comestibles y dietas sostenibles y saludables.
  5. Disminuir el desperdicio.
  6. Combatir el fraude alimentario en la cadena de abastecimiento.
  7. Mejorar el bienestar animal.

Para lograr todo lo mencionado, es necesario aplicar medidas legislativas en materia de agricultura ecológica, etiquetar los productos y, como se ha dicho, aminorar el desperdicio de los alimentos.

¿Qué importancia tiene conocer el origen de los alimentos?

Actualmente, debido a la globalización y a los procesos de adaptación de los distintos mercados, es muy común que los usuarios cambien constantemente de opinión. Las nuevas tecnologías, prácticas y formas de negocio se han incorporado y combinado con los modos tradicionales. Estas, además, se han implementado tanto en la manera de comercializar como de consumir.

Es aquí donde la determinación del origen de cualquier alimento cobra importancia, ya que aporta un valor añadido al producto que se está vendiendo. Por otro lado, es útil también en las estrategias de marketing, pues agrega un valor sentimental a lo que se está comprando.

Asimismo, las personas toman sus decisiones basadas en lo que a su criterio aporte algo más: sostenibilidad, comercio justo o inspiración. Es así como el origen contribuye a marcar un cierto estilo de vida o proporciona un estándar de calidad de la zona donde se produce.

¿Cómo se relaciona la estrategia F2F con el etiquetado de origen?

Se relaciona principalmente con los objetivos 4 y 6 de la lista aludida más arriba. Las recientes regulaciones que han entrado en vigor quieren evitar la divulgación de información engañosa o que resulte confusa para el consumidor. Igualmente, dan la oportunidad a las empresas de sumar valor a los artículos que ofrecen.

Para ello, es fundamental saber si los comestibles mencionan alguna procedencia a través de los siguientes puntos:

  • Declaraciones.
  • Pictogramas.
  • Expresiones que se refieran a una región geográfica.

De encontrarse bajo el reglamento correspondiente, el cambio del etiquetado deberá realizarse obligatoriamente. No obstante, no es necesario cuando el nombre ya incluye el origen, aunque no se especifique el lugar en la etiqueta como, por ejemplo, sucede con la porra de Antequera, el gazpacho andaluz o el queso manchego.

¿Qué debe añadirse a las etiquetas según los nuevos reglamentos?

Antes que adentrarse en algunas de las consideraciones que deben tenerse en cuenta a la hora de elaborar las etiquetas, hay que conocer los siguientes conceptos:

  1. Ingrediente primario: Es el que representa más del 50 % del producto (puede ser más de uno) o con el que los consumidores asocian el nombre del alimento. Las etiquetas deben incluir información sobre la cantidad que hay en el comestible.
  2. País de origen: Es el lugar de donde los ingredientes son obtenidos al 100 %. En el caso de que más de un país intervenga en su producción, debe indicarse aquel en el que tuvo lugar su última transformación.
  3. Lugar de procedencia: La zona de la que procede un comestible o componente cuando no es del país de donde es originario.

El equipo de redacción de Sinfiltros ha leído el Reglamento de Ejecución 2018/775, el cual incorpora las modificaciones en cuanto a la información sobre el origen de un ingrediente. Si un determinado producto entra en lo establecido por la ley, deberá indicar su procedencia según sea el caso:

  • Tres indicaciones: “UE”, “fuera de la UE” o “UE y fuera de la UE”.
  • Región o zona situada en países terceros o Estados miembros.
  • Zona de pesca, marítima o de agua dulce.
  • Países terceros o Estados miembros.
  • Región de algún país miembro o tercero, que sea de fácil comprensión para el consumidor.
  • País o lugar de origen de acuerdo con lo especificado por la Unión conforme al ingrediente primario.

El ingrediente primario también debe tomarse en cuenta

Existen casos en los que un comestible está conformado por ingredientes de diferentes orígenes, aunque el etiquetado solo indique el más representativo. Según lo establecido en el reglamento vigente, cuando se dan estas situaciones es imprescindible hacer las siguientes aclaraciones:

  • Indicar que el ingrediente primario y el producto no tienen el mismo origen.
  • Documentar el origen de cada uno de sus componentes.

La finalidad de mantener el etiquetado tan específico es aportar al consumidor información clara sobre lo que está adquiriendo. Del mismo modo, brinda la certeza de que el artículo está cumpliendo al 100 % con lo que se dice en sus etiquetas y estrategias de publicidad.

Hoy en día, el origen de los alimentos tiene una gran relevancia. A través de este dato, los consumidores tienen a mano datos reales que les permitirán tomar decisiones más informadas en cuanto a hábitos alimenticios y dietas más saludables. Así, se incrementará más la confianza en la empresa que se encarga de producirlos. Por esta razón, es posible, necesario y deseable crear una relación ganar-ganar entre compañía, cliente y el eslabón más importante: el medioambiente.

Fuentes de referencia:

https://www.efe.com/efe/espana/economia/entra-en-vigor-la-ue-el-nuevo-etiquetado-del-origen-de-los-alimentos/10003-4210605 https://www.restauracioncolectiva.com/n/mas-informacion https://ec.europa.eu/info/index_es https://trazable.io/blog/origen-etiquetado-alimentos/ https://www.ainia.es/ainia-news/informacion-etiquetado-alimentos-2022/

Julia Puentes
Últimas entradas de Julia Puentes (ver todo)